04 de Septiembre de 2017

¡Aliméntate bien durante la vuelta al cole!

¿ESTE VERANO HA SIDO UNO DE ESOS EN LOS QUE NO HAN FALTADO LOS HELADOS, PAELLAS EN LA PLAYA O CENAS COPIOSAS? ¡VOLVAMOS A TOMAR EL CONTROL DE NUESTRA ALIMENTACIÓN!

Después de haber pasado un verano lleno de actividades, viajes y comidas con amigos llega el momento de retomar la rutina de nuevo.

En ocasiones se hace difícil volver a los hábitos de la manera más saludable, especialmente cuando hablamos de alimentación.

Los llamados “kilos de la felicidad” que se suelen coger en verano, se pueden ir de una manera saludable siguiendo una serie de pautas.

No te saltes comidas: Muchas veces tendemos a pensar que si nos hemos “pasado comiendo” deberíamos realizar períodos de ayuno, sin embargo, lo aconsejable es comer cada 3-3.5 horas para que el metabolismo continúe trabajando y por tanto, quemando calorías. Además evitaremos tener una sensación de hambre que nos lleve a comer cualquier cosa que tengamos en la despensa.

 

Incluir todo tipo de nutrientes: No debemos olvidar que nuestra alimentación ha de ser equilibrada, de tal manera que incluyamos proteínas, hidratos de carbono, grasas saludables y vitaminas.

 

Beber agua: Aunque en ocasiones al beber agua tengamos una sensación de “hinchazón”, es recomendable beber de entre 1,5 a 2 litros de agua diarios.

Esto nos ayudará a eliminar residuos de nuestro organismo además de facilitar la digestión.

 

Evitar el azúcar: No solo debemos evitar la bollería industrial y el azúcar de mesa,  hemos de recordar que muchos refrescos contienen cantidades de azúcares mayores a las que necesitamos, por lo que siempre debemos permanecer atentos a los productos que pueden contener azúcares añadidos.

 

Consumir productos frescos: Siempre será mejor que seamos nosotros mismos quienes cocinemos los alimentos, aprovechando así los nutrientes de cada alimento, pues los alimentos envasados contienen conservantes.

 

Evitar bebidas alcohólicas y alimentos fritos o empanados: En la medida de lo posible, debemos intentar no consumir este tipo de alimentos pues sumarán calorías a nuestra dieta sin proporcionarnos beneficios nutricionales.

 

Controlar el consumo de sal: Al tener un consumo excesivo de sal, retenemos líquidos por lo que nos podemos ver más hinchados, debemos evitar 'derramar el salero' sobre nuestras comidas.

 

Hacer caso a los especialistas: Si queremos comenzar una dieta es obligatorio que consultemos a un profesional para que adecúe una dieta personalizada a nuestras necesidades.

 

No olvides que la práctica deportiva es muy importante para la prevención de enfermedades y controlar nuestro peso. Además nos ayudará a mantener un buen porcentaje de grasa corporal, fortalecer los huesos y mejorar la fatiga.

¿Te animas a empezar con energía esta nueva etapa? ¡Nosotros también!


En este sitio WEB utilizamos cookies para mejorar su experiencia de usuario, mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando o vuelve a acceder al portal de nuevo sin cambiar su configuración, consideraremos que acepta recibir cookies en esta página web. Le recordamos que puede cambiar la configuración de cookies de su navegador en cualquier momento así como obtener más información de nuestra política de cookies.
Continuar y cerrar